lunes, 8 de febrero de 2016

Cómo sobrevivir a un bebé con cólicos

Algunos consejos que a toda nueva mamá le hubiera gustado recibir.


Además de la frustración y el agotamiento, algunos padres pueden experimentar sentimientos de culpa o de no ser buenos padres cuando comprueban que no son capaces de calmar a su bebé. 

Aunque sabemos que decir que "hay que mantener la calma" es más fácil que hacerlo, estas pautas pueden ayudarte a aliviar la tensión hasta que pase el cólico. Sólo recuerda, que nunca se debe dar al bebé ningún medicamento, ni siquiera a base de hierbas, sin consultar primero al pediatra. 

Cómo sobrevivir a un bebé con cólicos


7 consejos prácticos para sobrevivir a un bebé con cólico:


  • Evita la sobreestimulación.


Observa a tu bebé, y fíjate cómo responde a ciertos estímulos. Intenta mantenerlo alejado de cualquier cosa que lo pueda irritar. 
Lo mejor es tener a tu bebé en un ambiente calmado, con poca luz y con mínimo ruido. Esto le podría ayudar a relajarse. A algunos bebés no les gusta que los mezan, ni que los lleven en coche, incluso ni que les canten.
 

  • Problemas gastrointestinales.

Algunos bebés con cólicos encuentran alivio cuando se ejerce presión sobre el abdomen, aunque ya solo el simple contacto entre madre e hijo ya puede por sí solo calmar al bebé. 
  • Prueba a colocar al bebé boca abajo sobre tu regazo o ponerlo en posición vertical con su barriga contra tu hombro.  
  • Una postura que está muy recomendada cuando el bebé sufre de cólicos es colocar al bebé boca abajo, con su barriga apoyada contra tu antebrazo. Puedes frotar o acariciar suavemente su espalda. 
Problemas gastrointestinales en colico lactante


  • Aliviar los gases.

La reducción de los gases puede mejorar la incomodidad del bebé que es lo que hace que llore. 
Pregunta a tu pediatra sobre la posibilidad de usar algún remedio para los gases. El ingrediente activo de este tipo de fármacos es la simeticona, que aunque parece que podría ayudar a aliviar los gases, no se ha demostrado que sea un tratamiento definitivo frente a los cólicos.

  • Usa probióticos.

Los probióticos parece que en algunos casos puede ayudar a reducir los cólicos, probablemente debido a que alivian problemas de estómago. Sin embargo, no hay estudios fiables que hayan demostrado su eficacia en la reducción de los síntomas del cólico. 
Recuerda, que sólo porque algo sea natural no significa que sea seguro, así que antes de usarlo pregunta a tu médico.

  • Cuida lo que comes.

Si estás amamantando a tu bebé, prueba a eliminar de tu dieta algunos alimentos como algunas verduras crucíferas que causan gases como el repollo o la coliflor o alimentos alergénicos como los lácteos, la soja, el trigo, los huevos, los cacahuetes, las nueces o el pescado. Este tipo de alimentos podrían estar ocasionando algún problemas de estómago, en tu bebé y ser la causa de sus llantos.

  • Leche de fórmula hipoalergénica.

En algunos bebés alimentados con leche de fórmula, ir alternando una leche de fórmula estándar con una que no contenga leche de vaca puede ser de ayuda a disminuir los síntomas de los cólicos.

  • Algunos sonidos.

¿Sabías que para algunos bebés el zumbido de la aspiradora o del secador del pelo puede ser reconfortante? ¿Por qué no probarlo?
Reproducir música relajante también puede ayudar. Canciones de cuna, sonidos de la naturaleza, ... Experimenta para encontrar algo a tu bebé le guste y le relaje.

  • Envuélvelo con una manta.

Mete una manta en la secadora, y mientras aún está caliente, envuelve a tu bebé. La combinación de calor y la sensación de seguridad puede ayudar calmar a tu bebé.

  • Mantelo en movimiento.

Algunos bebés con cólicos responden bien al movimiento. Prueba a llevarlo en un portabebés, sacarlo de paseo con su cochecito o tomarlo y balancearlo con un movimiento oscilante.


Si estás sola en casa, y ya sientes que no puedes más. Un consejo. Deja a tu bebé en su cuna, y aléjate unos minutos. Tu bebé no llora por fastidiarte, llora porque se siente mal y es la única forma que tiene de comunicarse. Y aunque es bueno que tu bebé note que no está solo, darte unos minutos de tranquilidad será muy beneficioso para los dos.

Y por último ten en cuenta, que a medida que el sistema digestivo de tu bebé vaya madurando, esto pasará.


¿Tú bebé ha sufrido o sufre de cólicos? ¿Tienes algún truco que quieras compartir? 


Seguir leyendo: 

viernes, 22 de enero de 2016

¿Sabes por qué cada vez hay más niños miopes?

Cada vez son más los niños que tienen problemas para ver de lejos y necesitan gafas.


¿Sabías que hace 70 años sólo el 10-20% de la población china era miope, y que ahora el 90% de los adolescentes y de los adultos jóvenes es miope?

Esto no solo ocurre en China, en otras partes del mundo, como en Estados Unidos y Europa, también se ha visto un aumento dramático de los casos de miopía, que ahora afecta a alrededor de la mitad de los adultos jóvenes.


¿Afectan las pantallas a la visión de los niños?


Miopía en los niños.


Una persona con miopía ve claramente los objetos cercanos, mientras que los objetos distantes los ve borrosos.

Durante muchos años, siempre se sostuvo que la miopía era en gran parte debido a los genes. Es decir que si uno o ambos padres son miopes, el niño tiene más probabilidad de acabar también siendo miope.

Debido a que el ojo crece durante la infancia, la miopía es muy común en los niños y en adolescentes en edad escolar. Pero con el crecimiento esta miopía suele corregirse, pero en los últimos años parece que ésto no se produce y cada vez son más los casos de niños y adolescentes que siguen sufriendo miopía.


¿Por qué cada vez hay más niños con miopía? 


El aumento en la cantidad de casos de miopía refleja una tendencia generalizada de que los niños en muchos países pasan demasiado tiempo dedicados a leer, estudiar o pegados a las pantallas de ordenador y teléfonos móviles, que tiempo al aire libre, con luz natural.

Sobre todo cuando son pequeños, los niños suelen jugar en el interior donde están viendo cosas que necesitan acercarse a los ojos (visión cercana) y suelen hacerlo con poca luz.

Esa combinación es la que parece que está contribuyendo a la aparición de cada vez más casos de niños con miopía.




¿Qué podemos hacer para evitar la miopía en nuestros hijos?


  • Debemos animar a nuestros hijos a leer, pero no deben leer durante muchas horas seguidas, sin levantar la vista del libro o cuento. Debemos animar a los niños a tomar descansos. Cada 20 minutos, debe descansar 20 segundos, y mirar a un objeto o punto lejano.
  • Leer con poca luz hace que los ojos trabajen más duro, lo que puede acabar provocando una mayor fatiga visual. Se recomienda que cuando el niño esté leyendo, siempre debe tener una luz brillante.
  • No hay número específico de horas que se haya demostrado que sean demasiadas cuando estamos haciendo algún trabajo o leyendo, y en las que necesita enfocar nuestra visión en objetos cercanos (libro, ordenador,...). Una forma de ayudar a prevenir la miopía en nuestros hijos es hacer que pasen más tiempo jugando al aire libre.
Cuando un niño está jugando al aire libre hay más cosas que están lejos que cuando está en el interior, por tanto tiene que enfocar tanto a objetos cercanos como a objetos lejanos.
  • Lo mejor para frenar la miopía en los niños es que cuando estén leyendo un libro o usando un ordenador, tablet o teléfono móvil parpadeen a menudo y hagan descansos. Miren hacia arriba y lejos de permitir que los ojos enfoquen a algo más lejano. Parpadear ayuda a evitar que los ojos se sequen.
  • Otro beneficio para los niños pasan más tiempo al aire libre es la exposición a la luz natural. Lo mejor es salir de casa, pero si no pueden salir puede ser útil mirar a través de la ventana objetos a distancia, y así beneficiarse de la exposición a la luz brillante. 




Seguir leyendo:

martes, 19 de enero de 2016

Cómo bañar a un bebé

¿Quieres saber cómo hacer que la hora del baño sea una experiencia maravillosa?


Bañar a un bebé puede resultar una experiencia estresante.

Muchos padres, sobre todo los primerizos, tienen un montón de preguntas acerca de cómo bañar adecuadamente a sus bebés.

Manipular a un bebé mojado y resbaladizo requiere práctica y confianza, pero poco a poco ambos os iréis acostumbrando a la hora del baño y disfrutareis de este momento. Solo hace falta un poco de práctica para que la hora del baño puede ser un momento divertido que puedes utilizar para interaccionar con el bebé


Cómo bañar a un recién nacido

¿Qué necesito para bañar al bebé?


Se necesita: 
  • una zona donde cambiar cómodamente al bebé.
  • una bañera.
  • jabón suave.
  • toalla.
Es importante que tengas la ropa limpia para el cambio y el pañal limpio preparado antes de empezar, ya que si se te olvida algo y estás solo/a, no debes dejar nunca al bebé sin vigilancia

Cómo bañar a un recién nacido

¿Cómo bañar al bebé?


Llena una bañera de bebé con agua caliente. No hace falta mucha agua, con 5-8 centímetros es suficiente. Es muy importante comprobar la temperatura del agua antes de meter al niño dentro.
  • Sostén la cabeza del bebé y el torso con el brazo y la mano. Envuelve con el brazo por debajo de la espalda, y agárralo firmemente por debajo de la axila.
  • Comienza por la cabeza y la cara
  • Limpia suavemente por detrás de las orejas y debajo del cuello.
  • Sigue con el pecho y debajo de sus brazos.
  • Lava su cabello frotando un poco de agua y una gota de champú suave especial para bebé.
  • Por último, lava sus genitales y las nalgas.
  • Saca al bebé y envuélvelo con una toalla. 
  • Seca bien cada área de su cuerpo, especialmente los pliegues.

Aunque la mayoría de los recién nacidos no necesitan loción después del baño, pero si decides utilizar una, usa una especial para bebés que sea hipoalergénica. 



¿Se debe bañar al bebé todos los días? 


No, no es necesario. 

Los bebés tienen aceites naturales en la piel y el cuero cabelludo, por lo que no es aconsejable estar constantemente lavándolos, ya que esto hará que se les seque la piel.

Puedes bañarlo cada dos días, y lavarles el pelo para así evitar la formación de la costra láctea.


¿Cuándo es el mejor momento para bañar al bebé? 


Un bebé se puede bañar a cualquier hora del día.

Algunos padres optan por bañar al bebé por la mañana, cuando están más despiertos y pueden disfrutar más de la experiencia. Otros pueden optar por usar el baño para establecer la rutina de bañarlo a última hora de la tarde y ayudarle a calmar y relajar al bebé antes de dormir.


¿Hay que esperar a que se caiga el cordón umbilical?


No, no es necesario.

El muñón del cordón umbilical se puede sumergir, pero es necesario asegurarse que el área se seca por completo después del baño.


martes, 29 de diciembre de 2015

¿Es importante el tipo de juguetes que le regalamos a un niño?

¿Sabías que el tipo de juguete con el que juega tu hijo puede afectar a vuestra comunicación?


Jugar con los juguetes electrónicos se asocia con una reducción de la cantidad y la calidad de la comunicación del niño en comparación con el juego con libros o juguetes tradicionales.

Para promover el desarrollo temprano del lenguaje, se desaconseja que los niños pequeños (lactantes) jueguen con juguetes electrónicos. Lo mejor son los cuentos, pero cuando la lectura de los libros no es una de las actividades preferidas por tu hijo, los juguetes tradicionales pueden ser una alternativa valiosa para el tiempo de juego.

Los juguetes electrónicos que hacen ruidos o se iluminan llaman mucho la atención de los niños activando su reflejo de orientación. Este reflejo primitivo obliga a la mente a concentrarse en los nuevos estímulos visuales y/o auditivos. 

¿Es importante el tipo de juguetes que le regalamos a un niño?


La importancia del tiempo de juego.


Actualmente, el tiempo que tienen los padres para jugar con sus hijos es limitado por lo que la optimización de la calidad y la cantidad  de tiempo de juego entre padres e hijos es importante. 

Por lo que es importante saber si el tipo de juguete que se usa durante el juego podría influir en la interacción comunicativa entre padres y niño, algo muy importante en el desarrollo del lenguaje.

Los autores de un nuevo estudio llevaron a cabo un experimento controlado con 26 pares de padres y niños de entre 10 y 16 meses de edad que recibieron tres conjuntos de juguetes: 
  • Juguetes electrónicos: un ordenador portátil de bebé, una granja que hablaba y un teléfono móvil para bebés.
  • Juguetes tradicionales: un rompecabezas de madera maciza, un clasificador de formas y bloques de caucho con fotos.
  • Cuentos sobre animales de granja, forma o colores.


Porqué se desaconsejan los juguetes electrónicos.


Se encontró que mientras los niños jugaban con juguetes electrónicos hubo menos comunicación padres-hijo que cuando jugaban con los juguetes tradicionales o libros. 

Estos resultados proporcionan una evidencia clara para desalentar la compra de juguetes electrónicos que se promocionan como educativos y que además suelen ser bastante caros. También respaldan los beneficios potenciales de la lectura de libros con niños muy pequeños y destacan la importancia del juego con juguetes tradicionales en las interacciones comunicativas padre-hijo.

La lectura de libros o cuentos ofrece numerosos beneficios que no pueden ser obtenidos con otras actividades como la adquisición de nuevo vocabulario, mientras que jugar con los juguetes tradicionales, como bloques y rompecabezas, ofrece beneficios cognitivos y para el desarrollo.

¿Es importante el tipo de juguetes que le regalamos a un niño?



Sosa A. V. JAMA Pediatrics (2015). Más información.



Seguir leyendo:

viernes, 18 de diciembre de 2015

Consejos para que tus hijos disfruten de una Navidad más segura

¿Qué podemos hacer para conseguir que nuestra Navidad sea más segura?


El árbol de Navidad, las luces, los regalos,... La Navidad trae mucha alegría e ilusión para los más pequeños de la casa, pero también pueden provocar que se puedan producir accidentes si no tomamos las medidas de seguridad apropiadas.

Navidades más seguras


¿Cómo podemos prevenir los accidentes en Navidad?


Lo primero que deberíamos aprender es a detectar peligros asociados a la Navidad y así poder prevenir los posibles accidentes y lesiones.

  • Luces de Navidad

    • Comprueba todas las bombillas y asegúrate que todas funcionan correctamente. 
    • Inspecciona el cable para asegurarte que no está desgastado, agrietado o pelado. 
    • Evita de alargadores para extender el cable. 
    • No te olvides de apagar las luces cuando los niños no vayan a estar supervisados.
Seguridad luces de navidad


  • Árbol de Navidad.

Los árbol de Navidad artificiales son extremadamente inflamables. Mantén alejadas las fuentes de calor y el fuego.
Algunos adornos navideños se rompen con facilidad, y pueden contener piezas pequeñas que un niño puede tragarse. Para evitar la asfixia, lo mejor es mantenerlos fuera del alcance de los más pequeños.

  • Velas.

Las velas son magníficas para crear un ambiente cálido y acogedor, pero pueden provocar un incendio. Mantén las cerillas y las velas fuera del alcance de niños. Si colocas velas, asegúrate que es sobre una superficie firme, y mantenlas alejadas de telas y otros objetos inflamables.


  • Chimeneas/estufas.

No deje a un niño en una habitación con un fuego o una estufa encendida sin vigilancia ni un segundo.
El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro que rápidamente y en silencio puede matar. Para reducir el riesgo debes asegurarte que todos los aparatos de calefacción y las chimeneas están en perfecto estado de mantenimiento.

  • Plantas:

Algunas plantas típicas de la Navidad como el muérdago y las poinsettias (plantas con hojas rojas) son venenosas. Asegúrate que están fuera del alcance de los niños.


  • Juguetes.

Los juguetes infantiles deben ser apropiados para la edad del niño. 



Seguir leyendo:

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Contaminación en el aire: ¿Qué podemos hacer para que no afecte a la salud de nuestros hijos?

La contaminación del aire se está convirtiendo en un importante problema de salud ambiental que afecta a individuos de todas las edades.


Inhalar los contaminantes del aire puede tener graves repercusiones en nuestra salud humana. El principal sistema afectado es el respiratorio, pero también puede perjudicar a otros órganos tan importante como el corazón. 


Contaminación en el aire: ¿Qué podemos hacer para que no afecte a la salud de nuestros hijos?


La contaminación del aire puede estar producida por varios tipos de contaminantes como el material particulado, el dióxido de azufre (SO2), el dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3) y monóxido de carbono (CO).


Los niños son los más vulnerables.


La contaminación del aire es perjudicial para la salud, pero son los niños los que tienen un mayor riesgo debido a que su sistema inmunológico y los pulmones no están todavía completamente desarrollados.


¿Qué efectos adversos para la salud de los niños puede tener la contaminación atmosférica?


La contaminación del aire puede:
  • Aumentar las infecciones respiratorias.
  • Disminuir la función pulmonar.
  • Empeora los síntomas del asma.
  • Aumentar la sensibilidad a los alérgenos.
  • Aumentan los riesgos de mortalidad en zonas altamente contaminadas.
  • Aumenta las tasas de enfermedad.


Cómo mantener a salvo a los niños de la contaminación atmosférica.


Para reducir los problemas de salud causados por el exceso de contaminación atmosférica es importante comprobar los niveles de contaminación del aire en tu zona. Cuando los niveles de contaminación atmosférica sean muy altos evita las actividades al aire libre.
  • Si los niños tienen que salir a la calle, trata de reprogramar las actividades que requieran más energía en las primeras horas de la mañana, cuando la contaminación es menor.
  • Si los niveles de contaminación son muy elevados, y es necesario salir a la calle, sería una buena idea que los niños lleven puestas máscaras contra la contaminación.
  • Tratar de evitar las horas punta, cuando los niveles de contaminación son más altos.

Contaminación en el aire: ¿Qué podemos hacer para que no afecte a la salud de nuestros hijos?

En el caso de que el niño tenga alguna afección respiratoria, como asma, es importante estar atento a cualquier cambio. Se debe vigilar la situación con su médico y tomar medidas de precaución adecuadas.



Seguir leyendo: 

viernes, 4 de diciembre de 2015

Consejos para mantener sanos a los niños en Navidad

Llega la época navideña, y los resfriado y las gripes son inevitables.


Nuestros hijos están expuestos a una gran cantidad de gérmenes, y parece que durante las vacaciones existe una mayor tendencia a que caigan enfermos.

¿Cómo podemos hacer para que nuestros hijos puedan combatir los gérmenes y evitar que enfermen estas navidades?

Consejos para mantener sanos a los niños en Navidad

Hábitos saludables que puede servir para mejorar sistema inmunológico de un niño.

  • Comer más frutas y verduras.

Muchos nutrientes presentes en frutas y verduras son capaces de aumentar la producción de glóbulos blancos, que son las células encargadas de combatir las infecciones, y de interferón, un anticuerpo que recubre la superficie de las células e impide que sean infectadas por los virus. 

  • Higiene.

Es importante que los niños aprendan la importancia de lavarse las manos con jabón antes y después de cada comida, después de jugar en la calle, de tocar a un animal, de sonarse la nariz, de volver del colegio,... La higiene evita la propagación de los gérmenes, y por tanto reduce el riesgo de infección. 

  • Descanso.

Si un niño no descansa lo suficiente es más susceptible a sufrir enfermedades, ya que se ha demostrado que la falta de sueño reduce la respuesta inmune del organismo frente a los gérmenes. 

  • Reducir el estrés.

Al igual que en los adultos, el sistema inmune de los niños reaccionan de la misma manera al estrés. El aumento de los niveles de las hormonas del estrés reduce la capacidad del sistema inmune para hacer frente a las infecciones.   

  • Ejercicio.

El ejercicio aumenta la actividad del sistema inmune. Actividades al aire libre como los paseos en bicicleta, caminar por el campo, el patinaje, baloncesto o el tenis pueden mejorar la capacidad de los niños de evitar las infecciones.

  • Evitar la exposición del humo del tabaco.

Los niños son más susceptibles que los adultos a los efectos dañinos del humo del tabaco porque respiran a un ritmo más rápido. El humo del tabaco aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante, bronquitis, infecciones del oído y asma. 

  • No abusar del uso de antibióticos.

Cuando un niño solo tiene un resfriado o una gripe no es adecuado darle antibióticos. El abuso de antibióticos hace que cada vez aparezcan más bacterias resistentes a los antibióticos, lo que hace que con el tiempo muchas infecciones sean difíciles de curar.

  • Alimentos probióticos.

Los probióticos son microorganismos vivos cuya ingesta es beneficiosa para la salud, ya que contribuyen a restaurar los microorganismos que viven habitualmente en el intestino y evitan las infecciones.

  • Suplementos.

Algunos suplementos pueden reforzar el sistema inmunológico de un niño como el zinc o vitamina C. La clave es tomarlos de forma regular y no esperar a que el niño esté enfermo.
Antes de darle a un niño este tipo de suplementos es importante consultar con el pediatra.

Consejos para mantener sanos a los niños en Navidad



Seguir leyendo:

jueves, 3 de diciembre de 2015

Autismo: todo lo que debes saber sobre él.

El autismo es una discapacidad del desarrollo que afecta a la comunicación y a las habilidades de interacción social. 


El trastorno del espectro autista hace referencia a un grupo de trastornos complejos del desarrollo del cerebro. 


Autismo: todo lo que debes saber sobre él.



Estos trastornos se caracterizan por dificultades en la interacción social, en la comunicación verbal y no verbal y por la presencia de comportamientos repetitivos. También pueden estar asociados con discapacidad intelectual, dificultades en la coordinación motora y la atención, y con problemas de salud física como el sueño y trastornos gastrointestinales. 

Se trata de un trastorno de amplio espectro, es decir que no hay dos personas con autismo no tienen exactamente los mismos síntomasLos síntomas pueden ser leves o más graves.


Dentro del trastorno del espectro autista se incluyen: el autismo, el síndrome de Rett, el trastorno desintegrativo infantil, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PDD-NOS) y el síndrome de Asperger. 

Algunas personas con TEA pueden sobresalir en habilidades visualesmúsicamatemáticasarte.


¿Cuándo aparece el autismo?


El origen del autismo puede producirse en estadios muy tempranos del desarrollo del cerebro, pero los signos más evidentes suelen aparecer entre los 2 y 3 años de edad.

Autismo

Alguno de los signos que pueden hacer sospechar la existencia de un trastorno del espectro autista en un niño son:
  • no responde a su nombre a los 12 meses.
  • no existe intercambio de sonidos, sonrisas u otras expresiones faciales a los 9 meses.
  • no balbucea.
  • no señala objetos para mostrar interés a los 14 meses.
  • no imita gestos a los 18 meses.
  • evita el contacto visual.
  • pérdida del balbuceo, el habla o de habilidades sociales a cualquier edad. 
  • tiene problemas para entender los sentimientos de otras personas o hablar de sus propios sentimientos.
  • retraso en el habla.
  • repite palabras o frases.
  • se molesta por los pequeños cambios.
  • tiene intereses obsesivos.
  • tiene reacciones inusuales a sonidos, olores, sabores,...
  • hace movimientos inusuales y de forma repetitiva como golpear las manos, girar en círculo,...


¿Cuáles son los problemas más comunes en las personas con trastorno del espectro autista?


  • Habilidades sociales. Una personas con trastorno del espectro autista tiene dificultades al interactuar con otro individuo. Cuando los síntomas no son graves, la persona con TEA pueden parecer socialmente torpes, a veces ofensivas en sus comentarios o fuera de sincronía con los demás. 
  • Empatía. A una personas con autismo le resultará más difícil entender los sentimientos de otras personas. 
  • Contacto físico. A muchos niños con trastorno del espectro autista no les gusta que les abracen ni que les toquen.
  • Los ruidos fuertes, algunos olores y luces. No es tanto el ruido real, el olor o la luz lo que afecta a los niños con autismo, sino la sorpresa, es decir no son capaces de prepararse para ella. Si la persona con autismo sabe que algo va a suceder, puede hacer frente a ella mucho mejor. 
  • Capacidad de hablar. En casos graves de autismo, la capacidad de habla puede verse muy afectada. A veces pueden repetir palabras o frases que escuchan (ecolalia).
  • Comportamientos repetitivos como repetir siempre el mismo dibujo, llevar la misma rutina antes de irse a la cama, saltar tres veces al pasar por un sitio,... Una persona con autismo le gusta la previsibilidad, de hecho la rutina es su mejor amiga. 
No es raro que las personas con autismo tengan tics, es decir movimientos que en ocasiones pueden ser algo bruscos


  • Comportamiento obsesivo.


¿Cuáles son las causas del autismo?


No se conoce la causa única para el autismo, pero en general se acepta que es causada por anormalidades en la estructura y/o función del cerebro

Aunque todavía no se ha identificado ningún gen como causa del autismo, son muchos los estudios que están barajando la posibilidad de que exista algún gen o grupo de genes que pudieran ser los responsables o que aumenten la susceptibilidad al autismo.

También se plantea la posibilidad de que algunos problemas durante el embarazo o el parto, así como los factores ambientales como infecciones virales, desequilibrios metabólicos y la exposición a sustancias químicas ambientales como el mercurio pudieran provocar autismo.


¿Pueden las vacunas ser responsables del autismo?


Son muchos los estudios que se han realizado para determinar si existe un vínculo entre las vacunas y el aumento de la prevalencia del autismo, con especial atención a las vacunas que contienen timerosal como conservante contra el sarampión-paperas-rubéola (triple vírica).

Dado que no se ha encontrado ninguna relación entre las vacunas y el autismo, sin embargo podría ocurrir, aunque en muy raras ocasiones, que la vacunación pudiera provocar la aparición de síntomas de autismo en niños con una condición médica o genética subyacente. 


¿Cómo se trata el autismo?


Actualmente no existe una cura para los trastornos del espectro autista, sin embargo la detección precoz favorece una intervención temprana que puede mejorar mucho el desarrollo del niño autista.

Los servicios de intervención temprana, como la terapia para ayudar al niño a hablar, caminar e interactuar con los demás, pueden mejorar en gran medida el desarrollo del niño. 


Son muchos los tipos de tratamientos que pueden utilizarse en el autismo. Se pueden clasificar en:

  • Terapias conductuales y de comunicación. Proporcionan estructura, dirección y organización como complemento de la participación familiar.
  • Tratamientos nutricionales. Aunque muchos de estos tratamientos no cuentan con una base científica, la mayoría se basa en la eliminación de ciertos alimentos de la dieta del niño y la utilización de suplementos vitamínicos o minerales.
  • Tratamientos farmacológicos. Aunque no hay medicamentos que puedan curar los trastornos del espectro autista, si que existen fármacos que pueden ayudar a solucionar algunos de sus síntomas como por ejemplo a controlar los niveles altos de energía, la incapacidad para concentrarse, la depresión o las convulsiones.
  • Medicina complementaria y alternativa. Pueden consistir en dietas especiales, quelación o extracción de metales pesados del cuerpo como el plomo, medicamentos biológicos o técnicas manipulativas corporales como la presión profunda.



Seguir leyendo:

martes, 1 de diciembre de 2015

¿Qué es la enfermedad manos, pies y boca?

Es una enfermedad viral que afecta principalmente a lactantes y a niños.



La enfermedad de manos, pies y boca es una afección viral común, que por lo general se presenta en bebés y niños menores de 5 años, aunque también puede afectar a los adultos.

Los síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca incluyen fiebre, aftas en la boca y erupción en la piel, principalmente en las manos y en los pies.



Enfermedad manos, pies y boca



¿Qué sabemos sobre la enfermedad manos, pies y boca?


Es causada por virus de la familia Coxsackie y Enterovirus. Es una enfermedad altamente contagiosa aunque no grave.

Por lo general, los síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca comienzan con fiebre, y otros síntomas típicos de otros infecciones virales como pérdida del apetito, malestar leve y dolor de garganta.

Poco después del inicio de la fiebre suelen aparecer lesiones dolorosas en la boca, primero como pequeños puntos rojos que luego se convierten en ampollas. Estas vesículas se acaban rompiendo generando lesiones similares a las aftas, que son dolorosas.

La erupción en la piel aparece después de 1 o 2 días, y consiste en vesículas o granitos, normalmente con líquido en su interior, que habitualmente aparecen en las palmas de las manos y las plantas de los pies, aunque también pueden salir en las rodillas, los codos, en los glúteos o en el área genital.



¿Cómo se contagia la enfermedad manos, pies y boca?


La enfermedad de manos, pies y boca se transmite de persona a persona por contacto directo con el virus causante de la enfermedad. Estos virus se encuentran en las secreciones de la nariz y la garganta como la saliva, el esputo o el moco, y también se encuentra en el líquido de las ampollas y en las heces de las personas infectadas.

Las personas infectadas son más contagiosas durante la primera semana de la enfermedad, y aunque hayan desaparecido los síntomas, los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca pueden permanecer en el organismo durante semanas.

La recuperación completa se da en 5 a 7 días.


¿Se puede prevenir la enfermedad?


No, no existe ninguna vacuna que proteja frente a los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca.

Se puede intentar reducir el riesgo de infección con una serie de acciones simples como:
  • Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia, especialmente después de cambiar pañales y de ir al baño.
  • Desinfectar las superficies y objetos sucios, incluidos los juguetes.
  • Evitar el contacto o compartir los vasos o utensilios con personas que tienen la enfermedad de manos, pies y boca.



¿Existe algún tratamiento para la enfermedad manos, pies y boca?


No, no existe ningún tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca.

Se pueden adoptar una serie de medidas sencillas para aliviar los síntomas, como:
  • Usar fármacos para aliviar el dolor y la fiebre.
  • Enjuagues bucales con agua con sal (1/2 cucharadita de sal en 1 vaso de agua tibia) pueden servir como calmante.
  • Enjuagues bucales o aerosoles para adormecer la boca.


Seguir leyendo:

miércoles, 25 de noviembre de 2015

11 Consejos para mantenerte saludable cuando tu hijo está enfermo

¿Cómo podemos reducir la propagación de los gérmenes en casa y evitar que enfermen otros miembros de la familia?


Ahora que estamos en un tiempo en el que abundan los resfriados y gripes, te contamos algunos consejos que puedes hacer para intentar mantenerte san@ mientras cuidas a tu hijos enfermos. 

Consejos para mantenerte saludable cuando tu hijo está enfermo


1. Lávate las manos con frecuencia.

Es la mejor manera de mantener los gérmenes a raya.

2. Intenta que tu hijo se mantenga en una habitación lo máximo posible.

Aunque puede ser difícil de conseguir, limitar el movimiento del niño por toda la casa minimiza la cantidad de gérmenes repartidos. 

3. Utiliza pañuelos desechables.


4. Evita compartir utensilios.

Una buena idea sería etiquetar vasos y botellas de agua para asegurarte que nadie va a beber accidentalmente en el vaso de otro.

5. Limpia todas las superficies que su hijo toca.

El mando de la televisión, los pomos de la puertas, ... No hay que obsesionarse con este punto, pero obviamente de este modo podemos controlar el posible contagio. 
Puede ser útil utilizar toallitas desinfectantes.

6. Aislar el cepillo de dientes del niño enfermo.

Cuando alguien está enfermo, una de las vías de propagación de los gérmenes es el cepillo de dientes. Intenta evitar que esté en contacto con el cepillo de dientes del resto de miembros de la familia.

Y con la pasta de dientes igual. Intenta evitar que los gérmenes del niño pasen a la pasta de dientes, y de ahí al resto de la familia. Puedes poner un poco de pasta en un plato limpio para que niño la tome de ahí

7. Limita los mimos.

Esto es lo más difícil de cumplir, sobre todo si el niño es muy pequeños. Pero cuando el niño ya es mayor, intenta evitar los abrazos cuando está enfermo.

8. Lava la ropa, toallas y la ropa de cama del niño.

Es importante utilizar agua caliente para ayudar a matar los gérmenes. 

9. Descansar todo lo que pueda.

Al igual que cuando tu hijo era un bebé, intenta dormir cuando el o ella duerma. Si consigues dormir alguna siesta te ayudará a llevar mejor la falta de sueño que requiere el cuidado del niñ@ por la noche.

10. Cuida de ti mism@.

Toma sus vitaminas, comer comidas saludables, y asegúrate de beber muchos líquidos. 

11. Pide ayuda cuando la necesites.

No tengas miedo de pedir ayuda a familiares, amigos o vecinos. 




¿Se te ocurre alguno más para incorporarlo a la lista?



Seguir leyendo:

viernes, 20 de noviembre de 2015

Niños felices, adultos sanos

¿Sabías que tener una infancia feliz puede hacer que estés más sano cuando llegues a la edad adulta?


Un estudio ha encontrado que ciertos factores, indicadores de una buena salud psicosocial durante la infancia, podrían predecir la salud cardíaca en la edad adulta.



La investigación, publicada en la revista Circulation, incluyó a 415 adultos con una edad promedio de 42 años en los que se determinó si habían tenido una infancia feliz. 

Estos adultos fueron seguidos desde los 7 hasta los 42 años. Se tuvieron en cuenta tres factores indicativos de una infancia feliz como son la capacidad para mantener la concentración, un ambiente familiar positivo y capacidad cognitiva. Se valoró su salud cardíaca durante los 35 años que duró la investigación.

Los investigadores encontraron que tener los tres factores indicativos de una infancia feliz se vinculan con 4 veces más probabilidad de tener un corazón saludable en la edad adulta.

Niños felices y corazón

Además de promover un buen funcionamiento cardiovascular en la edad adulta, tener una infancia feliz también puede tener beneficios para el cerebro y un mayor bienestar en la edad adulta.


Appleton AA, Buka SL, Loucks EB, Rimm E, Martin LT y Kubzansky LD. Circulation (2013). Más información.


Seguir leyendo:

jueves, 19 de noviembre de 2015

¿Quién debe vacunarse de la tosferina?

La tos ferina es una infección bacteriana aguda del tracto respiratorio causada por una bacteria.


La forma de prevenir la tosferina es a través de la vacunación.

Cada año se registran muertes de niños a causa de la tosferina, principalmente entre bebés que son demasiado pequeños para vacunarse. En la mayoría de los calendarios de vacunación se dan varias dosis de la vacuna generalmente entre los 2 y los 24 meses de edad. 
¿Quién debe vacunarse de la tosferina?


Casi todas las muertes registradas en Europa se dan en bebés menores de tres meses.


De acuerdo con los calendarios de vacunación, la primera dosis de la vacuna contra la tosferina no se debe administrar antes de los 2 meses de edad. Por lo que desde que el niño nace hasta el momento en que recibe la primera dosis de la vacuna, el bebé es más susceptible a poder enfermar.

Las últimas evidencias científicas muestran que la estrategia más efectiva contra la tosferina es vacunar a las embarazadas en las últimas semanas de gestación, para que así la madre pueda transmitir a su hijo los anticuerpos necesarios para que esté protegido contra la infección hasta que cumpla los dos meses de edad.

Las muertes causadas por la tos ferina son más comunes en los niños pequeños, que mueren por neumonía, una de las complicaciones de la tosferina.

Los niños afectados también están expuestos a complicaciones como la atelectasia, la pérdida de peso, aparición de hernia, convulsiones y encefalopatía (probablemente debido a la hipoxia).


¿Cuáles son los síntomas de la tosferina?


Inicialmente, los síntomas son parecidos a los de un resfriado común con estornudos, secreción nasal, fiebre baja y tos leve. Los síntomas generalmente aparecen después de 7 a 10 días después de la infección, pero también pueden aparecer hasta 21 días después.

tos ferina niños


Dos semanas después, la tos se vuelve más grave con numerosos ataques de tos. Los bebés de menos de 6 meses de edad no pueden toser, por lo que presentan dificultades respiratoria y asfixia, por lo que son los más propensos a morir de la enfermedad a menos que reciban el tratamiento adecuado. 

La terapia con antibióticos es el tratamiento de elección para la tos ferina. Los antibióticos pueden reducir la duración de la enfermedad, especialmente si se administra en las primeras etapas 


¿Quién debe vacunarse contra la tosferina?


Desde que apareció la vacuna contra la tosferina se ha dado prioridad a inmunizar a los niños durante el primer año de vida

La vacuna contra la tos ferina se da generalmente en combinación con la vacuna contra el tétanos, la difteria, la polio y la hepatitis b. Se dan tres dosis de la vacuna generalmente entre 2 y los 12 meses de edad. Se recomienda poner otra dosis a 11-24 meses de edad y otra dosis entre 3 y 6 años de edad.

Las últimas evidencias muestran la efectividad de vacunar a las mujeres embarazadas durante el tercer trimestre de gestación. De este modo los anticuerpos contra la tosferina pasarán al recién nacido hasta que el niño alcance la edad recomendada para la primera dosis de vacunación.



Seguir leyendo:

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Beneficios de una caricia en un niño

¿Puede el amor de una madre evitar la ansiedad en la edad adulta?


Los bebés que reciben mayores niveles de afecto y atención de sus madres tienden a convertirse en niños felices y bien adaptados. Los beneficios psicológicos de tener una madre cariñosa pueden extenderse más allá de la infancia.




Beneficios de una caricia en un niño

Madres más cariñosas, adultos más estables emocionalmente.


Según un estudio, publicado en la revista  Journal of Epidemiology and Community Health, y en el que se siguieron a cerca de 500 niños hasta los 30 años, los bebés que recibieron de sus madres niveles de afecto y atención por encima de la media, tenían menos probabilidad que otros niños de que al crecer convertirse en adultos emocionalmente angustiados, ansiosos y hostiles

Cuando los bebés tenían ocho meses de edad, los psicólogos observaron las interacciones con sus madres, y les realizaron una serie de pruebas de desarrollo.

Aproximadamente 30 años después, los bebés, ya convertidos en adultos fueron entrevistados sobre sus niveles de angustia emocional. 


Beneficios de una caricia

Los adultos cuyas madres habían mostrado niveles más altos de afecto eran mucho menos propensos a sufrir ansiedad. También eran menos propensos mostrar signos de hostilidad, interacciones sociales angustiosas, y síntomas psicosomáticos.






Fortalece zonas del cerebro relacionadas con la felicidad.


Los autores sospechan que estos hallazgos podrían ser en parte debidos a la hormona oxitocina, una sustancia química del cerebro, y cuya liberación inhibe la ansiedad mediante el fortalecimiento de zonas del cerebro relacionadas con la felicidad.

Además, también aumenta la percepción de confianza y apoyo, y por lo tanto es muy útil en la construcción de los lazos sociales.

Otros factores, incluyendo la genética, los niveles de estrés de la madre, o incluso factores que no tienen nada que ver con la madre, también podría explicar los resultados.


Maselko J, Kubzansky L, Lipsitt L y Buka SL. Journal of Epidemiology and Community Health. Más información.




Seguir leyendo:

martes, 17 de noviembre de 2015

¿Sabes cuál es la dosis correcta de paracetamol para un niño?


El paracetamol es un medicamento que ayuda a reducir el dolor y la fiebre. 


El paracetamol es un fármaco, y como tal no se debe abusar de él, ya que la sobredosis puede provocar efectos secundarios que pueden ser peligrosos para la salud del niño.

La fiebre es una respuesta normal del organismo frente a una infección, y no es perjudicial en sí misma, por lo que no es necesario dar paracetamol en el caso de que el niño tenga poca fiebre (menos de 38ºC).




Uso de paracetamol en niños


Antes de cada dosis, es importante recordar que es necesario ajustar la dosis al peso del niño y comprobar que la concentración del paracetamol corresponde con la dosis que se debe administrar.

Se debe esperar por lo menos 4 horas entre cada dosis y no dar más de 4 veces cada 24 horas.  


¿Cuánto tiempo tarda el paracetamol en hacer su efecto en los niños?


Esto va a depender de cada niño, aunque el paracetamol parece tener un efecto máximo entre 1 hora y media y 3 horas después de su administración, aunque los niveles de dolor y temperatura pueden comenzar a bajar antes.


Uso de paracetamol en niños


¿Cuál es la dosis correcta?


La dosis correcta va a depende del peso del niño y de la concentración del paracetamol. 

A modo orientativo, y para una dosis de paracetamol de 100 mg/ml, la cantidad de paracetamol en función del peso del niño es:


                
        PESO DEL NIÑO             

              DOSIS DE PARACETAMOL cada 6 horas                    
(100 mg/ml)
3 kg
0,45 ml
6 kg
0,90 ml
9 kg
1,35 ml
12 kg
1,8 ml
16 kg
2,4 ml
20 kg
3 ml
24 kg
3,6 ml
30 kg
4,5 ml  


Para otras concentraciones de paracetamol las cantidades pueden variar, por lo que antes de administrarlo debe consultarlo previamente con su médico o farmacéutico.

Los jarabes de paracetamol suelen llevar dentro del envase una jeringa o un cuentagotas que son muy útiles para medir las dosis. 


¿Qué pasa si mi hijo toma demasiado?


El abuso en el consumo de paracetamol puede dañar el hígado de un niño.

Aunque es muy poco frecuente, en el caso de que el niño muestre signos de sobredosis, como sensación de malestar, náuseas, vómitos, diarrea, piel u ojos amarillos, falta de apetito, confusión o somnolencia extrema, se debe acudir inmediatamente a un hospital o a un centro médico cercano. 


Seguir leyendo:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver