Páginas

jueves, 22 de noviembre de 2012

¿Qué es la rubeola?

Rubeola
  • La rubeola es una enfermedad contagiosa causada por un virus.
  • La rubeola por lo general es leve en los niños.
  • Es muy importante proteger a los niños con la vacunación.

¿Qué es la rubéola?
La rubeola, también llamada sarampión alemán o sarampión de tres días, es una enfermedad contagiosa causada por un virus, que se presenta con mayor frecuencia en los niños.

Aunque la rubeola y el sarampión comparten algunas características, como la erupción cutánea, son dos enfermedades distintas.

El virus de la rubeola se puede encontrar en las secreciones de la nariz y de la garganta, como la saliva, el esputo o moco nasal, de las personas infectadas.

En los niños, la enfermedad es generalmente leve, con fiebre baja, náuseas y erupción cutánea transitoria. Los adultos pueden desarrollar artritis y dolor en las articulaciones. Una infección cerebral llamada encefalitis es una complicación rara, pero grave, que puede afectar a los adultos con rubéola.

La infección durante el embarazo puede causar muerte fetal o síndrome de rubéola congénita, que se caracteriza por múltiples defectos, sobre todo para el cerebro, el corazón, los ojos y los oídos. 

¿Cuáles son los síntomas de la rubeola?
La rubeola normalmente causa los siguientes síntomas:
  • Fiebre baja uno o dos días
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Erupción cutánea. Son unos granitos de color rosa o rojo que se agrupan formando áreas de color uniforme. Comienzan a aparecer en la cara y se extiende al resto del cuerpo. Puede causar picor.
Estos síntomas duran entre 2 ó 3 días.

En el caso de los adolescentes y adultos también pueden aparecer inflamación de los ganglios, síntomas similares a los de un resfriado, como dolor de cabeza, conjuntivitis leve y secreción nasal, antes de que aparezca la erupción y dolor en las articulaciones.

¿Cómo se contagia la rubeola?
El virus causante de la rubéola se puede encontrar en las secreciones de la nariz y de la garganta, como la saliva, el esputo o moco nasal, de las personas infectadas por lo que la enfermedad se contagia cuando una persona infectada tose o estornuda.

¿Cuándo y durante cuánto tiempo puede una persona contagiar la rubeola?
La enfermedad es más contagiosa cuando la persona tiene la erupción, aunque el contagio también se puede producir hasta 7 días antes de que aparezca la erupción, es decir cuando las personas no tienen aún ningún síntoma.

También la puede transmitir una mujer embarazada a su hijo antes del nacimiento, lo que puede provocar un síndrome de rubéola congénita en el feto en desarrollo. 

Complicaciones de la rubeola.
La complicación más importante es la infección de una mujer embarazada, lo que puede provocar un síndrome de rubéola congénita en el feto. Esto puede tener consecuencias potencialmente devastadoras para el bebé en proceso de desarrollo.

Los niños que contraen la rubeola antes de nacer corren el riesgo de presentar retraso del crecimiento, deficiencia mental, malformaciones en el corazón y los ojos, sordera y problemas en el hígado, el bazo y la médula ósea.

Los defectos de nacimiento graves son más comunes si la mujer se infecta al principio de su embarazo, especialmente en las primeras 12 semanas.

¿Cómo se previene la rubeola?
Vacunar a los niños a tiempo es la mejor manera de protegerlos de la rubeola. La vacuna contra la rubeola está incluida en la vacuna triple vírica, conocida como MMR, que también protege contra el sarampión y las paperas.

La vacuna MMR es segura y eficaz. Se recomienda administrar 2 dosis a los niños, una primera dosis entre los 12 y 15 meses de edad y una segunda dosis entre los 4 y 6 años de edad.

Seguir el calendario de vacunación recomendado es la mejor manera de proteger de la rubeola a su hijo y a otras personas, como las mujeres embarazadas y los bebés en gestación.

Las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna contra la rubeola. Deben esperar a vacunarse después de dar a luz.

Durante la planificación de un embarazo, es importante asegurar la inmunidad frente la rubeola. Para ello, mediante una análisis de sangre, se detecta la ausencia o presencia de ciertos anticuerpos que indican la inmunidad a la enfermedad. En el caso de no ser inmune, sería importante que la mujer se vacunase y esperase por lo menos cuatro semanas antes de quedar embarazada.

Los niños también deben vacunarse a tiempo para prevenir que les transmitan la rubeola a mujeres embarazadas.

¿Cuál es el tratamiento para la rubéola? 
No existe un tratamiento específico para la rubeola. Aunque descansar y tomar acetaminofeno puede aliviar las molestias de la fiebre y los dolores.

¿Una infección previa con rubéola inmuniza a una persona?
Sí. La inmunidad adquirida después de contraer la enfermedad es generalmente permanente.

¿Qué se puede hacer para prevenir la propagación de la rubéola?
Para controlar la propagación de la rubéola es fundamental el mantenimiento de altos niveles de inmunización.


¿La vacuna contra la rubéola tiene efectos secundarios?
La mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios con la vacuna. Alrededor del 15% de las personas desarrollan una fiebre entre los 7 y 12 días después de la vacunación, y alrededor del 5% de las personas desarrollan una erupción cutánea leve. 

Algunos adolescentes y mujeres adultas experimentan dolor de las articulaciones o rigidez temporal después de recibir la vacuna.

Menos de uno de cada millón de dosis provoca una reacción alérgica grave.

En los últimos años, ya que el número de niños diagnosticados con autismo ha aumentado, se ha planteado la posibilidad de que exista alguna relación entre la vacuna MMR y el autismo. 

Los informes de la Academia Americana de Pediatría, del Instituto de Medicina y de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. concluyen que no existe una relación científicamente probada entre la vacuna MMR y el autismo. 

Estas organizaciones señalan que el autismo es a menudo identificada en los niños con edades comprendidas entre los 18 y 30 meses, que es el periodo en el que los niños reciben su primera vacuna MMR. Pero esta coincidencia en el tiempo no debe ser confundida con una relación causa y efecto.


Temas relacionados con: La rubeola

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Volver